AMIGAS DE VERDAD, LA ALEGRÍA DEL HOGAR

 

Ciertas películas antiguas describen de forma clara y pintoresca la manera en que las mujeres estamos cableadas. Pareciera que a diferencia de nuestra experiencia, nuestra psicología y emociones, todas tuviéramos las mismas o muy similares necesidades. Recordemos nuestra infancia o las anécdotas que nos narraban nuestras madres y abuelas. No había nada más delicioso que descansar al término de la jornada mientras las mujeres pasaban la tarde conversando en la cocina al olor de los frijoles cocinándose en la olla de barro, tomando café, tejiendo, cuidando niños y disfrutando con las hermanas, las amigas y las parientes. Ese era el mejor momento para darse consejos y hasta llorar una en el hombro de la otra. Esos eran los instantes en donde se descubrían los secretos de familia, se oraba y se compartían las alegrías que las llenaban de emoción. 
Entre las cosas que a través de estas historias que tantas mujeres, familiares y mis amigas me han enseñado y he aprendido sobre el desarrollo de la amistad, quisiera mencionar algunos puntos que me parece importante conservar para que la amistad se mantenga sólida a través de los años:
 

LA AMISTAD ES UN PROCESO:

 

L a Amistad es como las plantas. No se trata de ser perfectas sino de echar raíces una en el corazón de la otra. Y para ello, una llamada telefónica, un texto, una notita por correo, una foto, un video,  detalles variados entre otras cosas, es un poderoso nutriente para que esas raíces se fortalezcan y crezcan fuertes y vigorosas, y vayan fructificando de forma abundante.

 

LA AMISTAD Y SENSIBILIDAD VAN DE LA MANO:

 

Ninguna amiga es igual a la otra. En una relación de amistad, el enfoque no está tanto en nosotras como en ellas. Quizá no nos atraigan ciertas cosas de nuestras amigas; como a ellas no les agraden otras de nosotras. Pero si nos enfocamos en lo positivo, y recordamos que nuestra función es edificar sus vidas, tendremos siempre en cuenta que lo que digamos o hagamos las va a construir como individuos, o bien,  las puede destruir. Es importante ser sensible y cuidar los corazones de nuestras amigas y lo que en ellos habita (esposo, novio, hijos, padres, hermanos, mascotas, etc). Tengamos mucho cuidado al hablar con ellas y frente a ellas. Y si tenemos algo que aclarar, es preferible que lo hagamos en privado siempre que sea posible. 

 

LA AMISTAD Y LA CONFIANZA SON INDISPENSABLES:

 

Una puede hacer más y mejores cosas junto a una amiga que sola. La mayoría de las veces las amigas somos complemento. Las virtudes que a una le faltan, la otra las ha desarrollado muy bien.  En mi caso, me da mucho gusto tener amigas con un sentido común muy bien desarrollado, porque cuando estoy dentro de una circunstancia difícil, sé que sus consejos estarán ahí para levantarme u orientarme. Mis amigas son tan humanas como lo soy yo. Y se equivocarán como yo. Pero nos une la confianza de saber que les daré lo mejor que tengo y recibiré lo mismo de parte de ellas. La confianza es el más grande de los tesoros sobre todo en una amistad. Cuidémosla como uno de los Tesoros más valiosos que ellas nos brindan.

 

LAS AMIGAS SE QUEDAN AÚN CUANDO LES SERÍA MÁS FÁCIL CORRER:

 

Nunca es fácil acompañar a una amiga en problemas. Pero ¿quiénes estamos exentas de vivir sin ellos y necesitar a una amiga a nuestro lado? Cuando nos sentimos cansadas, nos ponemos vulnerables y nuestro carácter se modifica y no necesariamente para bien. A veces nos ponemos necias y desconsideradas. Pero una Amiga de Verdad, sabrá que no siempre somos así y extenderá la tolerancia, el perdón y la misericordia que necesitamos recibir durante esos momentos en los que sería mejor salir corriendo.

 

LAS AMIGAS NECESITAN PRETEXTOS PARA CELEBRAR JUNTAS:

 

Celebración es una palabra que sin duda se escuchará con frecuencia entre una conversación de Amigas de Verdad. Ya sea por cumpleaños, graduaciones o incluso el haber obtenido el trabajo, o adquirido los zapatos rojos que buscábamos, o porque por fin nos atrevimos a pintar la recámara de morado, o bajamos de peso, compramos carro o mascota, o únicamente “porque se nos ocurrió…” a las Amigas nos  gusta estar juntas y celebrar por todo. Compartir esos momentos nomás porque sí, refuerzan los lazos de amor fraternal entre cada una y sobre todo, se entretejen memorias que aunque surjan cambios en la relación por condiciones ajenas a la voluntad, siempre estarán por encima de la lejanía y del olvido. Las Amigas de Verdad celebran hasta los chistes malos o las metidas de pata de una o de la otra. Celebrar es parte de la goma que mantiene pegados los corazones de las Amigas de Verdad.

 

LAS AMIGAS DE VERDAD ORAN JUNTAS:

 

No hay mejor lazo de unión que la oración. Las amigas que oran juntas permanecen juntas. La oración trae unidad y nutre a la amistad. Mejores son dos que una, porque si alguien prevaleciere contra una, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto . Dios es ese cordón que está unificando el corazón de las amigas. Cuando las amigas oran, Dios edifica sus corazones y entrelaza sus vidas. Cabe mencionar que entre otras cosas, Jesús les dijo a los apóstoles que ya no les llamaría más siervos sino amigos, porque les haría saber todo lo que escuchaba de parte del corazón del Padre . Cuando las amigas adoran juntas al Padre, el mundo a su alrededor, se convierte en una extensión de la gracia de Dios.
Y Tu Amiga Hermosa, platícame cuáles son las virtudes que más admiras de tus Amigas de Verdad.

Abrazos,
Mónica Calderón


Eclesiastés 4
Juan 15:15